admin

365 días después nos encontramos un escenario parecido al de entonces, pero nosotros no somos los mismos. Tras 3 meses bajo confinamiento domiciliario y un año de restricciones y pérdidas de todo tipo, nos encontramos cansados y nos abruma la fatiga pandémica.